Artículo de Raúl Peréz sobre Bipolaridad

El trastorno bipolar es un tema complejo. Presenta múltiples facetas importantes de abordar, aunque quizás, la más conocida es la oscilación anímica entre los polos euforia-depresión.
Sin embargo, limitarse al objetivo de lograr restablecer ese equilibrio (el cual sin duda es un aspecto muy importante en todo tratamiento), sería un enfoque correcto pero incompleto, ya que dejaría de lado una serie de rasgos que también forman parte de este cuadro.
Desde la psiquiatría clásica se vienen utilizando desde hace tiempo distintos medicamentos, de los cuales, los dos más importantes para controlar los síntomas del disturbio bipolar son los estabilizadores de ánimo y los antidepresivos. Sin embargo, frecuentemente los psiquiatras suelen también prescribir otros medicamentos para ayudar con el insomnio, la ansiedad, la inquietud, o los síntomas psicóticos.
 
Los estabilizadores de ánimo son usados para mejorar síntomas durante episodios agudos maníacos, hipomaníacos, y mixtos. Pueden a veces también reducir síntomas de depresión. Son el apoyo del tratamiento preventivo a largo plazo tanto para la manía como para la depresión.
 
El diagnóstico
Desgraciadamente se suele tardar en diagnosticar la enfermedad. Se habla de un promedio de diez años en llegar a saber que una persona sufre el trastorno bipolar. Habitualmente se considera que se trata de una depresión o de otro tipo de enfermedad y hasta que no se produce un episodio de manía no se suele poder determinar. Los antecedentes familiares son importantes a la hora de determinar el diagnóstico; por lo tanto es imprescindible darle toda la información necesaria al terapeuta para que pueda realizar bien su trabajo.
Conocer los síntomas ayudan al especialista, a la familia y al propio paciente una vez diagnosticado a saber cuando está empezando una crisis y son esenciales para obtener el tratamiento lo antes posible.
Hoy se utiliza el concepto de “espectro bipolar” o “banda bipolar”, para incluir una serie de síntomas que forman parte de este cuadro y que, tanto en el pasado, como en la actualidad, se las ha considerado como entidades clínicas independientes. Al respecto, dice Eduardo Grecco:
 “Un hecho importante es, también, la aceptación de la idea de banda bipolar, esto es, que hay una serie de manifestaciones conductales, sintomáticas y/o físicas que están ligadas a la bipolaridad o que son formas encubiertas de ella tales como el pánico, el déficit atencional, la adicción, la hiperkinesis, entre otras. Muchas de ellas, inclusive, no son ni siquiera disfuncionales, como ocurre con la creatividad o la disposición particular al pensamiento en imágenes”.
Perspectiva de la Medicina Natural
Desde la Medicina Natural, existen diversas propuestas integrales para éste y otros cuadros psiquiátricos, las cuales no incluyen solamente “remedios naturales”, que los hay y son muy importantes, sino también corrección de hábitos en la alimentación, ya que hoy se sabe muy bien, como ciertos alimentos influyen en el metabolismo cerebral produciendo importantes desequilibrios químicos, que finalmente se expresan en modificaciones de la conducta.
Un ejemplo de ello lo constituye la utilización de aceite de pescado. Los países en los que se consumen mayores cantidades de aceite de pescado tienen menores tasas de depresión que los países en los que este alimento no forma parte de la dieta principal.
Un estudio realizado por el equipo del doctor Joseph Hibbeln, del National Institute on Alcohol and Alcoholism, ha relacionado la presencia en la sangre del omega-3 con un mayor producción de serotonina (que está en baja cantidad en las personas deprimidas).
Andrew L. Stoll, director de psicofarmacología en el Brigham and Women's Hospital de Boston, presentó un estudio con 50 pacientes con enfermedad bipolar. A la mitad se le administró 10 gramos diarios de omega-3 en una fórmula especial, y la otra mitad, un placebo hecho con aceite de oliva. (Todos siguieron con su tratamiento habitual). El estudio tenía que durar nueve meses, pero después de cuatro, la tasa de recaídas en el grupo que tomaba el omega-3 se redujo de forma sorprendente. No está nada claro cómo funciona esta grasa, pero se cree que actúa de una forma similar al litio y el valproato, dos fármacos para la enfermedad bipolar que bloquean la transmisión neuroquímica entre neuronas.
 La meditación, otra posibilidad
El interés de los científicos por la meditación comenzó hace ya algunos años. En las décadas de los 60 y los 70 se había demostrado que el uso de estas técnicas proporcionaba una extraordinaria concentración. Un profesor de medicina de la Universidad de Harvard (EEUU), Herbert Benson, a través de sus investigaciones llegó a la conclusión de que la práctica milenaria contrarresta los mecanismos cerebrales asociados al estrés.
Efectos: En esta aventura se embarcaron eminentes investigadores de numerosas instituciones. Uno de los más activos en los últimos años ha sido Richard Davidson de la Universidad de Wisconsin, en EEUU. Sus trabajos aportan datos interesantes y sorprendentes sobre esta práctica milenaria.
                  «Nuestros resultados indican que la meditación tiene efectos biológicos. Produce cambios en el cerebro asociados a emociones más positivas y mejoras en la función inmune», dijo el investigador Daniel Goleman, quien además añadió: «lo importante es que la meditación cambia la base de las emociones».
Lo que parece evidente es que este tipo de investigaciones se encuadran de lleno en la tendencia actual de lo que se denomina medicina integral o en un contexto más amplio, el estudio de la interacción mente-cuerpo. Después de siglos de divorcio entre estos dos aspectos que describen al ser humano, «los nuevos datos que proporcionan las neurociencias están matando el dualismo cartesiano», dice Goleman. «El cerebro junta las emociones y los pensamientos. Los mismos circuitos que nos permiten pensar, nos permiten sentir», añade.
 ¿Por qué remedios florales?
Ya dentro de los posibles remedios naturales, la Terapia Floral, presenta muchas posibilidades para el abordaje del trastorno bipolar. Las esencias florales carecen de contraindicaciones y efectos secundarios como ya es sabido, pero sin duda, lo más importante de ellas consiste en que permiten, trabajar íntimos mecanismos emocionales, de difícil acceso a través de la palabra, en segundo lugar, pueden actuar además en rasgos “estructurales” de la personalidad, lo que se denomina “terreno” en la medicina convencional o “miasma” (en homeopatía), y finalmente, es posible mediante la tarea conjunta de estos remedios y el terapeuta, la “reeducación” del paciente (independientemente de la patología que se trate).
Siempre he sostenido que la tarea terapéutica tiene mucho de pedagógico (incluso antes de conocer los conceptos filosóficos de la Terapia Floral), que nuestra tarea es, en gran medida, enseñarle al paciente como funcionan determinados procesos internos en él, y cuales son los medios para volver a encontrar el camino perdido.
Y esta tarea se simplifica notablemente cuando contamos con auxiliares extraordinarios como los remedios florales, capaces de establecer un puente para la comunicación del alma con la personalidad y el consiguiente aprendizaje de “las lecciones del alma”, como solía decir el Dr. Edward Bach.  
Hoy en día contamos con numerosos sistemas florales de distintas partes del mundo, lo que implica la posibilidad de utilizar variadas herramientas para los tratamientos.
En este trabajo me propongo enfocar el tratamiento de la bipolaridad por medio de las Esencias BE -Body & Emotional-, un sistema floral relativamente nuevo, de práctico y fácil uso, que presenta una variedad de esencias florales preparadas fundamentalmente en Hawai y Australia.
Como ocurre con todo tratamiento floral, lo importante no es pensar en una receta “estándar” (como haría la psiquiatría clásica), sino en un abordaje personalizado de cada paciente de acuerdo a su individualidad.
 
 A continuación iré mencionando las posibles esencias BE para trabajar los distintos aspectos que considero importantes en el trastorno bipolar. 

 Estabilización emocional
Aprender a concluir – (Peach Flowered tea-tree)
Actitudes hirientes – (Passionflower)
Balance y conexión – (Night Blooming)
Despertando – (Coffe)
Dulzura interior – (Sugar) 
  Irritabilidad e hiperactividad
Aceptar las pérdidas – (Boronia)
Actitudes hirientes – (Passionflower)
Adicción y promiscuidad – (Pua Kenikeni)
Dar y Recibir Cariño  (Avocado)
Encuentro con la sombra – (Dog rose of the wild forces)
Falta de Amor – (Mountain Devill)
Liberar el pasado – (Be Still)
Maduración – (Mango)  
Exceso de idealización
Arraigo y pertenencia - (Plumeria)
Manifestar y aflorar – (Lotus) 
Esencias para la depresión
Aceptar las pérdidas – (Boronia)
Actitudes hirientes – (Passionflower)
Aprender a concluir – (Peach Flowered tea-tree)
Arraigo y pertenencia - (Plumeria)
Balance y conexión – (Night Blooming)
Dar y Recibir Cariño (Avocado)
Dulzura interior – (Sugar)
Emerger a la luz – (Waratah)
Falta de Amor – (Mountain Devil)
Orfandad y abandono – (Plumbago)
Relaciones tormentosas – (Digital)
Sellar y proteger – (Fringed Violet)
 Esencias rescatadoras
Este es un grupo de esencias para momentos de emergencia, tanto en crisis maniacas, como en profundas depresiones, las que, obviamente se deben elegir de acuerdo a las características del cuadro y las necesidades del paciente.
Emerger a la luz – (Waratah)
Encuentro con la sombra – (Dog rose of the wild forces)
No te preocupes – (Crowea)
Orfandad y abandono – (Plumbago)
Seguir mi propio camino – (Ti Ki)
Sellar y proteger – (Fringed Violet)
Terror y Pánico – (Grey Spider Flower) 
Esencias que pueden ayudar en la bipolaridad
En este apartado he incluido estas tres esencias, que no tienen relación directa con las características de este cuadro, pero que incluirlas en alguna fase del tratamiento, puede ser importante para ayudar al desarrollo del mismo.
Aprender de la experiencia – (Isopogon)
Conexión Interhemisférica - (Bush Fuchsia)
Patrones familiares – (Boab)  
Esencias que mejoran los vínculos y la comunicación
Aquí me planteo usar algunas de estas esencias para el abordaje del grupo familiar y su relación con el paciente bipolar. Generalmente, debe incluirse en la terapia de estos pacientes a su familia, la cual debe ser asesorada y contenida.  
Comunicación y receptividad – (Ulei)
Relaciones afectivas - (Kukui)
Relaciones restauradas – (Chinese Violet)
Relaciones tormentosas – (Digital)


 E-mail: errepe02@yahoo.com.ar

|

Comentarios

Since the admin of this site is working, no question very quickly it will be renowned, due to its feature contents.
Responder
This post is truly a good one it assists new web users, who are wishing for blogging.
Responder
If some one desires to be updated with newest technologies afterward he must be visit this site and be up to date all the time.
Responder
Glad to be one of several visitors on this awesome web site :D.
Responder
Hi there, for all time i used to check webpage posts here in the early hours in the daylight, because i enjoy to gain knowledge of more and more.
Responder
I'm not sure where you are getting your info, however great topic. I must spend a while finding out more or understanding more. Thanks for excellent info I used to be searching for this info for my mission.
Responder
Wow, incredible blog layout! How long have you been blogging for? you make blogging look easy. The overall look of your web site is fantastic, as well as the content!
Responder
Nice weblog right here! Also your web site so much up fast! What web host are you the usage of? Can I get your associate link in your host? I wish my site loaded up as quickly as yours lol
Responder

Hola NECESITO MAS INFORMACION SOBRE BIPOARIDAD EPILEPCY Y DEPRESION ENDOGENA  SINDROME DE BURNOT Y FIBROMIAGIA , MI GRACIAS SI PUEDE AYUDARME

Responder

Buenos días, estoy interesada en tratar mi trastorno bipolar con flores de bach

Agradeceria por favor mas información a mi correo electrónico .

Muchas gracias.

Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar